El chamán u "Hombre-Jaguar"
 
FOTOS
DESCRIPCION DE LA CULTURA
CHAMANISTICA Y YAGE
El chamán u "Hombre-Jaguar"
YAGE
MAS INFORMACION
PEDAGOGIA
El chamán u "Hombre-Jaguar"
 
El chamán, u “Hombre-jaguar”, es especialista en el manejo de fuerzas cosmológicas y socio-políticas. Desde niño se entrena con otro chamán en “pensar” en el pasado, el presente y el futuro, y en prever a tiempo los problemas para indicar el manejo adecuado de los flujos de energía. Reichel­Dolmatoff (1976) presenta la visión chamanística del Vaupés como una concepción cosmológica de un sistema cerrado de energía, que es intermediado parcialmente por el “Hombre-jaguar”. Al concebir el universo como un circuito de energía limitada, los hombres deben manejar su consumo y creación de manera cautelosa.

Una de las bases del chamanismo es el uso de sicotrópicos, como el yagé, que permite alucinaciones controladas y ciertos estados alterados de conciencia; según los indígenas, estas condiciones facilitan “ver” aquellas energías para examinar su interrelación con el habitat y con otros grupos sociales, desde una concepción macroscópica, en una instancia espacio-temporal diferente a la cotidiana.

El uso ritual de la coca “mambeada” y del tabaco soplado y fumado, da a los hombres adultos (y a las ancianas) lucidez para pensar. Ciertos trances colectivos permiten a la gente comprobar los esquemas que se les enseñan; así los viven y los “ven” de manera intensa asegurando, en un sistema de retroalimentación, la teoría y la práctica bajo un manejo de la solidaridad comunitaria.

Imagen
El chamanismo en estas sociedades hortícolas es la continuación de un modelo organizativo y espiritual que procede de la fase de los cazadores y recolectores originarios del Asia, quienes poblaron paulatinamente América hace unos cuarenta mil años. La observación y el manejo del medio ambiente amazónico dio a estos -indígenas una vasta información sobre las leyes de los ecosistemas y sobre las condiciones del crecimiento y reproducción de formas de vida. La acumulación de este conocimiento es un precioso legado que aún conservan los aborígenes. Fuera de conocer detalles especiales sobre la selva misma, han adquirido profundos conocimientos sobre la influencia de ciertos fenómenos biofísicos en el ser humano, desarrollando así sistemas médicos, físicos y sicológicos de gran interés para la ciencia moderna.

La visión holística del aborigen concibe que hay ciertas reglas del universo que rigen la vida humana y que, por lo tanto, el hombre es parte del cosmos, a pesar de su manejo cultural arbitrario. Conocen también la función de la mente humana y los límites culturales en el juego arbitrario de la construcción de sociedades y de conceptos de vida, justicia, saber y felicidad.
Imagen